Linspire: el Linux que promete que no echarás de menos Windows

Muchas veces hablamos de Linux como una alternativa a Windows. Especialmente para los usuarios que tienen un PC ya bastante viejo y este ha empezado a funcionar lento. Sin embargo, no todas las distros Linux son iguales, especialmente de cara a los usuarios con menos experiencia, y es que hay algunas, como Arch Linux, que son muy complicadas de usar y configurar. Sin embargo, también hay otras distros que han sido diseñadas desde cero como alternativas a Windows, más rápidas, seguras y, sobre todo, igual de fáciles de usar. Y una de ellas es Linspire.

Linspire (anteriormente conocido como Lindows) es una distribución Linux de pago basada en Debian. Esta distro buscaba convertirse en una alternativa a Red Hat Enterprise Linux, enfocada a empresas. Sin embargo, tras muchos baches, finalmente ha cambiado el rumbo para convertirse en una alternativa a Windows, muy sencilla de usar y, además, compatible con los programas clásicos de Windows.

Linspire tiene una sub-distro desarrollada y mantenida por la comunidad: Freespire. Esta distro utiliza un modelo muy similar y está enfocada a aquellos usuarios que quieran probar Linspire pero sin pagar.

Principales características de Linspire

Linspire está enfocado sobre todo al sector empresarial, a la educación y a su uso en gobiernos e instituciones. Esta distro viene con una gran cantidad de programas instalados por defecto y un escritorio muy similar al de Windows.

Esta distro es la única basada en Debian y Ubuntu que está certificada por Oracle e IBM para alojar e implementar sus respectivas tecnologías en la nube.

Linspire cuenta con una tienda de aplicaciones que nos permite instalar con apenas un par de clics cualquier software que necesitemos. Además, cuenta con la máxima seguridad, tanto a la hora de descargar e instalar aplicaciones como a nivel del Kernel, manteniendo nuestros datos a salvo de piratas informáticos.

A nivel de Kernel, Linspire es compatible con prácticamente todo tipo de hardware, incluso con algunos componentes extraños y antiguos que las distros básicas de Linux no reconocen.

Software instalado por defecto

Otro de los puntos fuertes de Linspire es el software que viene instalado por defecto. Esta distro cuenta con un escritorio MATE y un kernel de servidor con soporte extendido para ofrecer a los usuarios la mayor estabilidad y seguridad posible sin tener que preocuparse por nada más.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Mas información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar